¿Un Islam español?

Esta pregunta, sobre un Islam  español, trae consigo muchas reacciones contrapuestas dependiendo de la parte que se disponga a responder a la pregunta. Para empezar encontraremos los que recurrirán a un simplismo del tipo; no existe un Islam español, ni chino, ni indio, ni tunecino, ni senegalés, … sólo hay un Islam. Bueno, esta afirmación es tan verdadera como falsa. En el sentido coránico del término sí, desde luego, sólo existe un estado universal de entrega al orden Divino, es decir, Islam, y un Mensaje, es decir, el Corán, y un sello de la Profecía, es decir, Muhammad, la paz sea con él. Pero, la forma en la que tienen las personas de entender, experimentar y vivir el Islam es muy diversa y compleja, a veces incluso son formas que poco tienen que ver con el Mensaje del Corán. Y esto ha sido así incluso en vida del mismo Profeta Muhammad, la paz sea con él, y ya no digamos tras su fallecimiento.

 

Existen tantos islames como personas vinculadas al mismo, del mismo modo que existen visiones culturales del Islam, visiones identitarias, visiones políticas, visiones históricas, visiones escolásticas, visiones ideológicas, visiones sociales, etc…

 

Así también, en la historia encontraremos rasgos característicos de un Islam omeya, un Islam abbásida, un Islam otomano, etc… Hoy también, nos encontramos a un Islam de rasgos característicos  magrebí, un Islam africano, un Islam turco, un Islam árabe, un Islam Persa, un Islam indio, un Islam europeo…

 

Cada uno de estos islames se manifiesta de forma distinta de acuerdo a las realidades socio-culturales, lingüísticas y políticas, marcado por la idiosincrasia, nada homogénea, de cada lugar.

 

En nuestro caso, el Islam en la península ibérica, ha retornado hace casi medio siglo, tras una larga interrupción. Y la realidad de este Islam contemporáneo no tiene nada que ver con ese Islam de la época de Al-andalus, ni puede ser el mismo, a pesar de los anhelos y nostalgias de muchos.

 

Pero, ¿podemos hablar de un Islam español? lo cierto es que sí, hoy día podemos hablar de un Islam español y en mayúsculas. Y esto se debe a muchos factores. El primero y más importante, es que el Islam se habla y se debate en español, tanto en el aspecto social y cultural como teológico, exegético y ritual. Y esto no sólo se debe al fenómeno de la traducción, sino, y sobre todo a la producción literaria islámica en español por musulmanes españoles. Es impresionante la cantidad de literatura musulmana que se ha publicado en muy pocas décadas en lengua española, y la producción de pensamiento islámico español, pues son miles los títulos publicados en ensayos, libros y artículos, que abarca un amplio abanico de temática islámica, que incluyen arte, historia, teología, filosofía, misticismo, entre otros… Y todo indica que sólo estamos en el principio del camino, ya que a pesar de todos los esfuerzos vertidos, a nadie se le escapa que aún falta mucha temática que abordar y tratar para el Islam español.

 

El segundo factor es el demográfico. Hasta hace no mucho, el Islam en España tenía un rasgo marcadamente extranjero, y eso lo observamos en el modelo y configuración del organigrama organizativo representado en asociaciones que gestionan mezquitas, federaciones y el principal órgano representativo ante el Estado, es decir, la Comisión Islámica de España.

 

Quien observa con detenimiento la configuración de los musulmanes españoles en la actualidad, sus inquietudes, su estilo de vida, sus anhelos y aspiraciones, se daría cuenta de que mayoritariamente el Islam dejó de ser algo extranjero, y que desde hace ya mucho tiempo hay una mayoría de ciudadanos musulmanes que no se sienten identificados con las definiciones que se hacen de ellos ni del Islam tanto desde entidades musulmanas extranjeras, como desde instituciones estatales, medios de comunicación, ni desde luego desde un órgano con el que a penas sienten afinidad alguna como la Comisión Islámica de España.

 

En España ocurren cosas muy anómalas con la comunidad musulmana española, pareciera un colectivo tutelado desde el extranjero hasta el apunto en el que países como Marruecos o Arabia Saudí tengan que injerir en sus asuntos, no sólo en las organizaciones musulmanas, sino incluso decidir cuando deben empezar a ayunar, o cuando deben celebrar sus fiestas marcada por un calendario lunar universal. Se imaginan que en Turquía tengan que esperar que Arabia Saudí o Marruecos les notifique cuándo deben empezar a ayunar.

 

Esta nueva ciudadanía musulmana está configurada en su mayor parte por españoles que abrazaron el Islam, sus descendientes, aquellos musulmanes que nacieron o se criaron aquí y no conocen otro país que este o aquellos que después de décadas de vivir aquí han asumido que esta es también su tierra y es su nueva realidad socio-cultural. Y no se puede decir tampoco que conforman un colectivo homogéneo, ni mucho menos, pues son distintas inclinaciones políticas e ideológicas, pero sí comparten, en gran medida, una idiosincrasia cultural y lingüística y una serie de principios y valores.

 

Pero el problema de este colectivo, es decir, los musulmanes españoles, es que son una realidad que no es consciente de sí misma. Y por lo tanto, no tiene un tejido identitario en el que se puede reconocer, ni mucho menos un tejido organizativo que lo pueda representar. Y este es el reto que tendrá que asumir la generación y actual, es decir, tejer su propia identidad y asumir su rol.

0 responses on "¿Un Islam español?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estimad@ visitante, ayúdanos a mantener y desarrollar la plataforma de ITEI. Queremos seguir desarrollando nuestro proyecto publicando cursos gratuitos, material didáctico y académico de  calidad y con el máximo rigor, traducir textos de autores musulmanes relevantes, subtitular programas y reportajes del árabe al español, elaborar vídeos explicativos exclusivos, y mucho más…

Si crees que merecemos de tu apoyo, suscríbete mensualmente por lo que te cuestan dos cafés y accede a todo el contenido del portal sin límites. Nosotros te lo agradecemos enormemente. ¡Gracias!

Suscribirse

Autor
Houssain

Houssain Labrass

profesor
Director del Instituto Teológico de Estudios Islámicos (ITEI)
ITEI © Instituto Teológico de Estudios Islámicos.2020