¿Cómo sé si estoy guiado?

Esta pregunta la he escuchado centenares, por no decir miles de veces por parte de muchos creyentes. De hecho, todos los predicadores te la plantean. Y cuando escuchas y lees todas las respuestas que se plantean, más o menos todas conducen a lo mismo.

 

La respuesta suele ser; si sigues nuestro método, nuestra escuela o nuestra tradición entonces estás guiado. Y estas respuestas suelen estar acompañadas prácticamente por los mismos argumentos, utilizando versículos o aleyas, relato o hadices, tan coincidentes que uno se pregunta, si prácticamente son los mismos argumentos ¿Cómo es que son corrientes tan distintas?

 

Pues porque por lo general suelen ser respuestas falaces. Ya que ni el método, ni la escuela ni la tradición, ni el formulismo ni las formas son el baremo para conocer la guía, sin menospreciar su utilidad cuando se usan de forma adecuada.

 

El baremo de una buena guía son nuestros actos. Si nuestros actos son la materialización de la justicia, el amor, la compasión, el equilibrio, la equidad, la solidaridad, la honestidad, la empatía con el prójimo, la sana curiosidad, la conciencia, la sincera búsqueda, la diligencia, la humildad y todos los valores que atesoramos en nuestro interior y por los que las revelaciones nos fueron dadas para recordarlas, despertarlas y operar con las mismas, entonces podríamos hablar de que estamos guiados. La guía es un resultado y no una identidad ni una marca.

 

En cambio, si nuestros actos son la materialización de la injustica, el odio, el rencor, el desprecio por el que consideramos diferente, la soberbia, el sentimiento de superioridad, la negligencia en nuestro proceder, la avaricia, la apatía ante el prójimo, la altanería, los extremos,  la deshonestidad, la deslealtad con lo que es justo, la insolidaridad frente al que necesita… entonces ya puedes rezar miles de veces al día, ayunar una vida entera, y decir que perteneces al club más exclusivo de los superguiados, sepas que no estás guiado sino profundamente perdido.

1 responses on "¿Cómo sé si estoy guiado?"

  1. Así es. Nuestros actos dicen dónde realmente está nuestro corazón.

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estimad@ visitante, ayúdanos a mantener y desarrollar la plataforma de ITEI. Queremos seguir desarrollando nuestro proyecto publicando cursos gratuitos, material didáctico y académico de  calidad y con el máximo rigor, traducir textos de autores musulmanes relevantes, subtitular programas y reportajes del árabe al español, elaborar vídeos explicativos exclusivos, y mucho más…

Si crees que merecemos de tu apoyo, suscríbete mensualmente por lo que te cuestan dos cafés y accede a todo el contenido del portal sin límites. Nosotros te lo agradecemos enormemente. ¡Gracias!

Suscribirse

Autor
Houssain

Houssain Labrass

profesor
Director del Instituto Teológico de Estudios Islámicos (ITEI)
ITEI © Instituto Teológico de Estudios Islámicos.2020